top of page

Un adecuado manejo del riego puede extender la vida útil del cañaveral



Durante la X edición de Coplacampo, productores y profesionales del sector podrán conocer los pivotes y tecnologías de Lindsay para regar con más precisión y menos desperdicio

El sector sucroenergético sigue fuerte en Brasil y cada año gana mayor protagonismo. Según datos de la Unión de Industrias de la Caña de Azúcar y Bioenergía (Única), en la zafra 2023/2024, por ejemplo, la trituración alcanzó los 646,05 millones de toneladas, frente a las 543,14 millones de toneladas registradas en el mismo período del ciclo 2022/2023, un aumento de 18,95%.

Para hacer aún más eficiente al sector y a los productores de caña de azúcar, la adopción de tecnologías es fundamental. Con el objetivo de acercar la más moderna innovación a la clase productora, la Cooperativa de Plantadores de Caña de Azúcar del Estado de São Paulo (Coplacana) realizará Coplacampo. El evento se realiza entre el 26 de febrero y el 1 de marzo, de 8 a 17 horas, en Piracicaba/SP.

Según Juan Latorre, gerente de ventas de Lindsay América Latina, empresa representada por las marcas Zimmatic™ y FieldNET™, que estará presente en el evento, Coplacampo es una feria muy estratégica e importante para São Paulo, después de todo, el 70% de La producción en el Estado está dirigida al sector. “Ya somos fuertes en otros cultivos, como soja, maíz, frijol y cítricos, y la caña de azúcar es donde queremos explorar cada vez más. También es un segmento que tiene menos adhesión a la adopción de un pivote central para el riego como uno de los principales vectores para aumentar la productividad. Por eso, hay muchas oportunidades”, afirma el profesional.

Actualmente, muchos productores utilizan únicamente riego por aspersión convencional en sus campos de caña de azúcar. Esta gestión consiste básicamente en dirigir al cultivo un cañón conectado a un embalse, que aplica agua o realiza fertirrigación. Esta técnica aporta incluso cierta fertilidad al suelo, pero sin preocuparse por la precisión ni por las necesidades reales de la planta.

Según el especialista de Lindsay, ante este escenario, el pivote es una excelente alternativa al riego localizado, pues al analizar la inversión de reales por hectárea, la implementación del equipamiento se vuelve más económica. “Nuestro trabajo es mostrar cuánto puede aportar esta tecnología al campo de caña de azúcar. Tenemos datos de un aumento promedio de la productividad alrededor del 30% con un manejo adecuado del riego”, menciona.

Otro beneficio importante del uso del pivote está relacionado con la longevidad del cañaveral. Mientras que de media las renovaciones se realizan cada siete años, con una gestión eficiente y un uso correcto del agua, con el pivote es posible alargar esta vida útil hasta 12 años sin perder productividad. “Nuestras tecnologías, como FieldNET y FieldNET Advisor, ayudan a los productores en esta misión, brindando una gestión precisa del uso del agua y una mejor toma de decisiones”, destaca Latorre.


Decisiones correctas

Para facilitar la gestión del riego a los productores, ayudando a tomar decisiones más asertivas, FieldNET Advisor es un aliado importante. La herramienta fue desarrollada para simplificar la información y ofrece recomendaciones sobre cuándo, dónde y cuánto regar. Su ventaja es que está totalmente integrado con FieldNET (la tecnología de gestión remota de Lindsay permite monitorizar el riego en cualquier marca de pivote).

Otra diferencia es que la solución brinda la recomendación correcta al productor, es decir, efectivamente aplicará la cantidad de agua necesaria, sin desperdicio, manteniendo la humedad del suelo necesaria para cada planta en el cañaveral. Otra posibilidad es programar la herramienta para que funcione con suministro limitado, así el sistema elegirá automáticamente los mejores momentos para regar para que el cultivo no entre en estrés en los momentos más sensibles.

Para lograrlo, la tecnología del sistema calculará y dividirá automáticamente cuánta agua hay disponible a lo largo de la cosecha para realizar el riego en los momentos más críticos. En casos de escasez de suministro, en largos periodos de sequía, por ejemplo, el sistema ya recomienda el riego cuando realmente es necesario. De esta forma, habrá garantía de que habrá agua suficiente para los cultivos en todo momento. Sin embargo, es importante resaltar que el enfoque de la tecnología no es sólo reducir el consumo de agua sino optimizar su uso, produciendo más utilizando el recurso necesario.


Oportunidades de negocio

Coplacampo es una importante oportunidad para que los productores rurales conozcan las novedades del sector y hagan negocios con las principales empresas agrícolas. En la edición de 2023, el evento generó más de R$ 500 millones y las expectativas para este año son aún mayores. El éxito del evento se atribuye al trabajo que realiza Coplacana con sus integrantes.

Según Latorre, Coplacana es distribuidor exclusivo de Lindsay, una sociedad de casi tres años que viene dando buenos resultados. Este acuerdo tiene como objetivo alentar a los miembros a adoptar nuevas tecnologías para buscar una mayor eficiencia, productividad y ganancias económicas. “A medida que los miembros se vuelven más conocedores de la tecnología, la cooperativa se vuelve más representativa y todos se benefician”, afirma.

Durante el evento, el equipo técnico de Coplacana y Lindsay estará en el lugar para brindar total apoyo a los visitantes. “Además de las tecnologías para la caña de azúcar, los visitantes también podrán conocer nuestras soluciones para otros cultivos, como granos complejos y cítricos, que también tienen fuerza en la región”, concluye el profesional.

Comentarios


bottom of page