top of page

Terminal Azucarera Copersucar en el puerto de Santos cumple 25 años con importantes avances




Este mes de junio, TAC, la Terminal Azucarera de Copersucar, ubicada en el Puerto de Santos, completa 25 años, con muchas historias, transformaciones y conquistas. Inaugurado en 1998, fue concebido como un punto estratégico para las actividades exportadoras de la empresa, líder mundial en la comercialización de azúcar y etanol.

En ese año, el azúcar se envasaba en sacos, lo que significaba que cargar un barco de aproximadamente 14.000 toneladas requería 280.000 sacos y seis días de trabajo en promedio. Luego de estructurar la terminal para operar con azúcar a granel y automatizar el proceso, se pasó a embarcar la misma cantidad en apenas 5 horas aproximadamente, una velocidad 28 veces mayor.

Para que la terminal de Copersucar pueda manejar este volumen las 24 horas del día, los siete días de la semana, en estos 25 años se han implementado muchos recursos e innovaciones. Uno de los destaques fue la creación del Sistema Integrado de Mejora Continua (SIM), un método basado en la capacitación de los empleados y actividades prácticas destinadas a revisar y mejorar los procesos, alineándolos con la metodología Lean Manufacturing. Los proyectos desarrollados por los empleados buscan reducir los desperdicios y aumentar la eficiencia, la seguridad y la productividad. En seis años, se implementaron casi 1.500 mejoras, de las cuales 855 en la terminal de Santos. Juntos, lograron ganancias de productividad, incluyendo una reducción en el tiempo de tarea de 6.242 horas, una reducción en los gastos anuales de aproximadamente R$ 1,5 millón, ahorros de más de 42.000 litros por mes en el consumo de agua y la sustracción de 416 riesgos de seguridad.

La implementación de SIM y la estandarización de procesos contribuyeron a aumentar la productividad y la eficiencia operativa. Es el caso del tiempo de recepción y descarga de camiones, que se ha reducido casi cuatro veces en los últimos años. El ciclo -que considera desde la salida del camión del Ecopátio en Cubatão, la llegada al TAC y todo el proceso de pesaje inicial, muestreo, descarga y pesaje final- pasó de 16 horas en 2016 a un promedio de 6,8 horas en el último año .

Rodrigo da Silva Lima, director de Logística y Operaciones de Copersucar, explica que la operación de la terminal se sustenta en los pilares de seguridad, sustentabilidad, innovación y mejora continua. “Fue la suma de estos valores lo que permitió que el terminal alcanzara su eficiencia actual. Y nos llena de orgullo saber que los empleados de cada sector contribuyen diariamente a la mejora de estos índices”, añade.


Desarrollo de estructura


Hoy, la capacidad de almacenamiento estático de la terminal alcanza la marca de 300 mil toneladas de azúcar a granel, con potencial para atender grandes buques, más de 100 mil toneladas, y despachar hasta 5,4 mil toneladas por hora. Esta estructura permitió a la empresa alcanzar un récord en el país en 2021: el mayor embarque de azúcar a granel en un solo barco, con más de 108.000 toneladas del producto, volumen suficiente para llenar alrededor de 2.870 camiones.

Para lograr este resultado, fue necesario adoptar equipos modernos y procesos de gestión más eficientes. Así fue con la creación del Centro de Control Operativo (CCO) en 2016, que funciona como el corazón de la terminal. Los profesionales que hoy trabajan en la obra -operadores, programadores y gestores- controlan todos los procesos operativos en tiempo real, planificando y monitorizando cada movimiento en la mesa de operaciones y panel electrónico, desde la gestión del número de vagones y camiones previstos para llegar al descarga de las tolvas hasta la preparación de las rutas de las cintas transportadoras para el envío del producto, cumpliendo con todos los estándares de seguridad establecidos. “El CCO proporcionó ganancias en velocidad operativa y agilidad en la toma de decisiones”, enfatiza Lima.

También se construyeron tolvas viales y ferroviarias de alta capacidad de caudal, lo que incrementó la participación del transporte ferroviario. Elevadores y transportadores de alto rendimiento fueron otros equipos que hicieron más eficiente el proceso de recepción y disposición del producto, acercando los puntos de descarga y almacenamiento. También fue muy importante para el desarrollo de la velocidad de entrega de la terminal la implementación de tres cargadores de barcos (ship loaders) capaces de cargar hasta 5.400 toneladas por hora.


Seguridad


Para Copersucar, todo este desempeño se basa principalmente en la mejora continua de los niveles de seguridad en cada trabajo que se realiza dentro de la terminal, lo que es fundamental para garantizar el equilibrio en las actividades. “La eficiencia en el punto final debe comenzar en un entorno confiable. Es en este contexto que constantemente miramos los temas de seguridad, que evolucionan anualmente con la implementación de varios proyectos”, comenta Lima.

Este fue el caso del proyecto Operación Segura, lanzado en 2016, que buscaba sensibilizar sobre esta cultura en la terminal, reforzando en los empleados la importancia de cumplir cabalmente con los procedimientos y mantener una comunicación constante con sus líderes y compañeros de operación. En los 365 días de la última zafra (22/23), el equipo de terminal realizó 10.126 diálogos diarios de seguridad, conversaciones provocadas por los propios trabajadores antes del inicio de la jornada laboral para reforzar algún punto de atención o mejora.

Desde el inicio de este proyecto se han creado programas para desarrollar los pilares de seguridad y medio ambiente. Es el caso del encuentro de Gestión de Riesgo Operacional (GRO), que cuenta con la participación de líderes de terminales, evaluando y definiendo acciones para mitigar las condiciones de riesgo, y el programa Líder en Seguridad, que desde hace dos años es un fuerte aliado en la promoción de la seguridad. comportamiento con todos los empleados en las terminales. Otras iniciativas destacadas fueron los Workshops con intercambio de ideas y presentación de resultados y retos propuestos a todos los participantes con las acciones de seguridad que se van a aplicar. La implementación de las Reglas de Oro y Reglas Verdes sufrió modificaciones, convirtiéndose en Hábitos que Preservan la Vida con el propósito de hacer de la Política de Salud, Seguridad y Medio Ambiente una herramienta más madura que fomente el sentimiento positivo de hacer seguridad.


Medio ambiente


El Sistema Integrado de Mejora Continua también contribuyó a mejorar la sostenibilidad de la terminal. Entre las diversas acciones que vienen obteniendo resultados positivos en este ámbito, se destaca la labor de gestión ambiental para la correcta disposición de los residuos y la reducción del uso de rellenos sanitarios. A través de proyectos que se enfocan en la economía circular y la recuperación de energía, la compañía incrementó en un 45% el reciclaje, reutilización y compostaje de los residuos generados por las operaciones en las últimas cuatro cosechas, con una caída del 84% en el volumen de material enviado a vertedero. Es el caso del reciclaje de material de barrido para producir alcohol de limpieza y el ahorro anual de 800.000 litros de agua por la implementación de sistemas de captación de agua de lluvia en los techos de la terminal.


desarrollando personas


Este desempeño en el Terminal Azucarero Copersucar se debe principalmente a las personas que son esenciales para la operación. Entre ellos se encuentra Manoel de Jesus Nascimento (60), quien comenzó a trabajar en el TAC el día de su inauguración, en junio de 1998, actuando como Desembarcador de Productos Ensacados. Ha visto de primera mano todos los cambios que se han dado a lo largo del tiempo, es Licenciado en Logística y Técnico en Química Industrial, con dos posgrados, y hoy se desempeña como supervisor de operaciones.

Otro ejemplo de carrera dentro de la terminal es Luciano Bragança (46). Comenzó a trabajar en el sitio como asistente de operaciones con solo 21 años y también acompañó la evolución de los procesos, contribuyendo, entre otras cosas, a la implementación del estándar de seguridad TAC y al lanzamiento del proyecto Operación Segura. “La seguridad es nuestra máxima prioridad”, comenta con orgullo el empleado que ha recorrido un camino exitoso en la empresa. Luego de comenzar como asistente, fue ascendido a supervisor de embarque, supervisor de Operaciones y CCO y ahora es responsable de coordinar toda la operación de TAC.

Comments


bottom of page