top of page

Nuevas variedades de caña de azúcar atraen el interés de los productores



Ante la necesidad de aumentar la productividad, un grupo cada vez más numeroso de productores de caña de azúcar busca nuevas variedades que puedan lograr una mayor longevidad y una mayor capacidad de adaptación a las condiciones climáticas y del suelo.

En la segunda quincena de septiembre, los productores tuvieron la oportunidad de conocer cinco de estas nuevas variedades, lanzadas por el Instituto Agronómico (IAC) y que fueron presentadas en el Jardín Varietal IAC por Marcos Guimarães de Andrade Landell, líder de la Cana IAC Programa y director general d

el IAC y por el investigador Mauro Alexandre Xavier.

En la oportunidad se presentaron las variedades IACCTC07-7207, IACSP02-1064, IACCTC05-5579, IACCTC06-5732 e IACCTC08-9052. Según el IAC, estos nuevos materiales tienen una superioridad de 12 a 27% en relación a la variedad estándar observada en los estudios, considerando productividad y longevidad y adaptación a diferentes regiones cañeras de Brasil y diferentes tipos de suelos.

El productor Renato Trevizoli, que trabaja en un área de 500 hectáreas, en el municipio de Taquaritinga, destaca la importancia de la búsqueda de nuevas variedades, que debe ir acompañada de una constante evolución en el manejo.

“Tenemos una idea de trabajar siempre con nuevos materiales, para tener esa ganancia genética, con mayor población de tallos, y una mejor respuesta en productividad. Pero sabemos que si un material tiene una mayor población de tallos, no puede ser tratado de la misma manera que el material que se liberó en los años 80. Por lo tanto, el manejo fitotécnico tiene que seguir. Tenemos que darle una nutrición adecuada, un manejo hídrico de la matriz del tercer eje, para que (la nueva variedad) pueda expresar su potencial genético”, dijo.

Para el Gerente Agrícola de Grupo Aralco, Dioni Satin, “la visita tuvo como objetivo conocer los proyectos y programas, estar más cerca del IAC y acercar nuevas tecnologías a la empresa, así como novedades de variedades promisorias. Fue un cruce muy agradable y productivo”, dijo.

Satin estuvo acompañada por los coordinadores de Preparación, Siembra y Cuidado Cultural de la planta, Thiago Cavalini y Rodrigo Sirotto.

“Nuestro objetivo es la productividad y longevidad de los cañaverales. Estamos trabajando con productividad por encima de los tres dígitos. Ya estábamos haciendo la parte física y química y lo que nos faltaba era la parte biológica. Buscamos devolverle la salud a este suelo que va perdiendo calidad con los años”, explica el productor.

El agricultor, además de los análisis químicos y físicos estándar, invirtió en análisis enzimáticos y de ADN, que son análisis biológicos más complejos que identifican qué individuos están actuando en el suelo.

“Hicimos análisis de perfil, llegando a 60 cm y varias comparaciones entre las muestras. Son organismos invisibles a simple vista, pero son fundamentales. En los primeros análisis identificamos un mejor índice de fósforo y en beta-glucosidasa mostró un aumento en el contenido de materia orgánica y carbono, lo que mejora el perfil del suelo”, explicó Delarco.


“Optamos por realizar todos los tratamientos ubicados en la línea de siembra, con el objetivo de corregir el perfil del suelo de 0 a 60 cm de profundidad, creando así las condiciones para que el cañaveral se desarrolle en esta región y llevar su sistema radicular a mayor profundidad. Así, se sufre menos estrés hídrico, con mayor aprovechamiento de agua, fertilizantes y organominerales, y los resultados son impresionantes”, dice el productor.

Fuente:JornalCana

Comments


bottom of page